el bocho

julio 27, 2008 at 9:28 pm Deja un comentario

no hace mucho salto en mi un clasico ejemplo del tema. Resulta que abro la cuenta de mail y veo que recibi la invitacion de una chica, para ser mas simple. Mi compañera de curso de computacion. En donde me comenta que mataria que nos reunamos en su casa los dos solos para preparar un examen que nos van a tomar. Si uno leia el mail daba a mal interpretar. Pero en mi caso estoy seguro de muchas cosas. La cuestion es que la piba estaba conectada, y a mi se me da la oportunidad por el servicio que utilizo de mail de responderle el mismo por via chat. A lo que hago, obteniendo muy poca bolilla por que la piba estaba haciendo otra cosa. La cuestion viene que dejo mi cuenta de mail y me pongo a hacer otra cosa. Al rato vuelvo para ver que la piba intento por chat responderme a lo que le decia. Pero no pudo. La excusa que puso a que no me respondio fue que estaba viendo un catalogo de ropa interior. Cualquiera tira eso a la clasica idea de hacerse el bocho y pensar cosas que claramente no son. Si releemos el mail anterior y la excusa queda claro que uno pensaria. Que maestro que soy la tengo muerta. Esta viendo que ponerse para la ocasion. Pero en mi caso se que no es asi. Ahora seamos sincero, uno de onda lo sabe. El que nunca te da la pelota es el bocho. Ahi comienza una maquinaria increible a meterme saña a mas no poder para hacerte pensar, pero mira boludo se te esta re entregando. No vistes que te re contra aclaro que queria reunirse en su casa con vos y solos para poder practicar. Y luego te sale con eso de que estaba viendo una muestra de ropa interior. Mas claro no puede ser. Pero ojo, yo siempre sufri de este tipo de situaciones. No me refiero al caso que estoy mencionando. Sino al meteje que te hace tu cabeza cuando te pasa algo importante. Por ejemplo en la epoca en donde estaba re desesperado por encontrar un buen trabajo. Me mataba enviando mail a diferentes lugares, cartas cv por carta y todo lo que pudiera hacer. Iba a miles de entrevistas y lo peor era la tortura mental del caso. Supone que me llamaban para citarme dentro de una semana, y ahi mismo comenzaba el matete a hacer presion. Que te tenes que vestir bien, que te conviene cortarte el pelo. Que mejor dejas de comerte las uñas. Mientras repartia el diario salia mi conciencia con monologos como preparandome de lo que la persona que me entrevistara me pudiera decir y de lo que tenia que responder. Era realmente agobiante por que en si nunca pasaba nada. Y ahi no quedaba la cuestion. Mi cabeza siempre me complico mucho esas situaciones. Cosas que quizas eran mas simples tambien se complicaban. Creo que seria genial que uno pudiera manejar ciertos metejones. No hacerce el bocho ante nada y poder al menos ganar algo de tranquilidad

Anuncios

Entry filed under: peripecias, personales, relaciones, sentidos.

fantaciencia Welcome to the nhk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


bueno

Páginas

julio 2008
L M X J V S D
    Ago »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

A %d blogueros les gusta esto: